Como Ser Creativo Todos Los Días

No puedes agotar la creatividad. Cuanto más lo uses, más tendrás.” – Maya Angelou

La creatividad es la inteligencia divirtiéndose.” – Albert Einstein

Ser parte de la industria de la producción de video y la animación viene con una buena cuota de desafíos. Una de las mayores demandas es la urgencia de ser creativo de manera consistente, donde los artistas a veces están trabajando en numerosos proyectos a la vez. Mientras que algunos clientes pueden tener una idea decente de lo que quieren, depende de los artistas ser innovadores y darle vida a los proyectos.

Inventar constantemente nuevas formas de contar historias y conceptos de diseño puede ser difícil, pero hay muchas prácticas diarias para mantener la creatividad fluyendo y prevenir el agotamiento. Aquí hay algunas formas en que el equipo de Pixeldust se mantiene en la cima de su juego y es capaz de generar nuevas ideas cada día.

explora ideas inusuales

Detenerse de autocontrolar las ideas creativas puede ser el primer paso hacia un mayor potencial creativo. Puede ser liberador permitirse explorar muchas ideas y enfoques diferentes de una sola vez, incluso si la mayoría no llegan al final. Una idea que parece tonta al principio puede convertirse fácilmente en algo verdaderamente asombroso si se le da la oportunidad. Tómate el tiempo de esbozar ideas y enfoques diferentes antes de comprometerte con una sola dirección. Verlo "en papel" puede ser lo que necesitas para inspirarte.

Ordena tú espacio y cerebro

Libera tu cerebro para que se concentre en las cosas que importan haciendo una mini desintoxicación digital o ordenando tu espacio de trabajo. No quieres bombardear tu mente con señales visuales que te distraigan cuando intentas enfocarte, así que apaga las notificaciones y pon toda tu atención en la tarea que tienes por delante. Eliminar el desorden y el desorden de tu espacio de trabajo también puede ayudarte a tener una sensación de paz, para aumentar tu capacidad de concentración.

Practique la atención plena

Tómate un minuto o dos cada media hora para retirarte mentalmente y estar en el momento presente. Un simple y rutinario ejercicio de respiración profunda puede ayudar a aterrizar en la realidad, y ayuda a apagar parte de ese diálogo interno que a nuestros cerebros les gusta tanto desatar cuando estamos ocupados. Esto también ayuda a reducir el estrés y te da una sensación de claridad, que puede abrirte a recibir una epifanía que aumentará la emoción y la motivación para tu trabajo.

Inspírese

Si tienes tiempo, tomar un pequeño descanso para disfrutar del arte hecho por otras personas puede ayudarte a inspirarte y a reducir el estrés. Ver una película, escuchar música o incluso leer un libro puede fortalecer las conexiones entre las dos mitades del cerebro, lo que ayuda al pensamiento creativo.

Pregúntele a los demás lo que piensan

Si piensas en la cantidad de conocimiento que tienes en tu cabeza, y te das cuenta de que todos los demás tienen tanto que hacer como tú, las posibilidades de encontrar una idea novedosa a través de su mente son mucho mayores que si lo hicieran solos. Muestra tu trabajo en curso a un amigo o compañero de trabajo, y pregúntale lo que piensa. Es probable que te vayas con una nueva forma de ver un problema. La colaboración con otros nunca garantizará el éxito, pero seguro que puede aumentar sus posibilidades.

Encuentra tu hora dorada

Los fotógrafos a menudo buscan la "hora dorada", el período de tiempo poco después del amanecer o antes del atardecer, en el que la luz del sol es más cálida y suave que cuando el sol está en lo alto del cielo. Así como hay una hora óptima del día para tomar fotos, todos tenemos períodos de tiempo a lo largo del día en los que somos más productivos. Algunas personas encuentran que pueden enfocarse mejor en las primeras horas de la mañana o en las últimas de la noche. Otros lo hacen mejor a mitad de la tarde. Piensa en cuándo podrías estar en tu mejor momento creativo, e intenta encontrar una manera de trabajar durante ese tiempo.

Si no puedes cambiar tu horario, puede ser bueno pensar en otros cambios de estilo de vida que aumentan tu productividad.Por ejemplo, una hamburguesa en el almuerzo puede no ser una buena idea si tienes mucho que hacer después del almuerzo, ya que tu cuerpo tirará de los recursos en el sistema digestivo, lo que sin duda hará más difícil mantenerse concentrado y productivo.

Haz un poco de ejercicio

La persona promedio se sienta entre 7 y 15 horas todos los días, lo que no sólo es malo para tu salud sino también para tu estado de ánimo. Basado en un estudio de Stanford, la investigación ha demostrado que caminar puede ayudar a mejorar el pensamiento creativo. Tómate un rato a lo largo del día para alejarte de tu escritorio y estirarte o dar una vuelta para que tu cuerpo y tus jugos creativos se movilicen.

Puede que se necesite algo de práctica y prueba y error para encontrar las técnicas creativas que mejor funcionen para ti, pero dar un paso atrás puede ayudarte a dar dos pasos adelante.